Nuestros tratamientos son personalizados y están basados en métodos científicos y objetivos desde la orientación cognitivo-conductual.

Evaluación, se recogen los diferentes factores que pueden estar provocando o manteniendo el problema.

Explicación de la hipótesis, la información recogida se trasmite en todo momento a la persona, ya que consideramos que conocer qué me pasa y por qué es el primer paso para la solución del problema.

Terapia, es la más activa, consiste en el aprendizaje y puesta en práctica de los recursos y estrategias necesarios para enfrentarse y manejar los conflictos que pueden estar influyendo en nuestra vida. Para ello se seleccionan aquellas técnicas que mejor se ajustan a cada persona y situación.

Seguimiento son sesiones más espaciadas en el tiempo. Cuando ya apliques con éxito lo aprendido en terapia y el problema empiece a desaparecer se distancian las sesiones para que tú controles sin depender o necesitar del psicólogo/a.

Menú